Enséñale a ser leal y la importancia de cumplir con la palabra

Todos queremos que nuestros hijos e hijas se conviertan en adultos responsables y comprometidos, que sepan reforzar los lazos de unión con los demás. Hay un elemento que se convierte en pieza clave de la interacción entre las personas y que determina el grado de confiabilidad que proyectamos hacia los demás: la LEALTAD.

Este valor representa el cumplimiento de un compromiso moral que se adquiere por convicción con otras personas o entidades como son la familia, la escuela, nuestra empresa o los patrones. Con todas estas organizaciones e instituciones nos hemos comprometido para trabajar, ayudar o compartir. Así, mostrar lealtad es apoyar, servir, contribuir con lo necesario; demostrar que tu palabra vale y tener congruencia entre lo que dices y lo que haces.

Leer más

Cómo ayudar a los niños a entender el sentido de la justicia

El sentido de lo que es justo o injusto, de lo que está bien o mal, implica comprender que cada uno debe recibir lo que le corresponde o pertenece y que existen reglas de convivencia social que hay que respetar y cumplir.

El ejercicio de este valor será fundamental en el trato con los demás, a los cuales debemos siempre tratar de manera justa e igualitaria. Además, es importante inculcar también en los niños que junto a los derechos también tenemos deberes que cumplir y normas que obedecer, en los distintos ámbitos, es decir, en casa, en la escuela, en el transporte, en espacios públicos o privados.

Es muy común escuchar decir a los niños que algo es “injusto” al no permitirles hacer lo que desean o tener algo que quieren. Si no se modela la comprensión desde temprana edad, estas interpretaciones pueden llegar a ser aplicadas en situaciones más complejas con los demás.

Leer más

El riesgo de dirigirte a tu hijo con etiquetas

El lenguaje y las palabras que utilizamos para dirigirnos a los niños deben ser muy cuidadas, ya que éstas tienen un gran poder en ellos. Además de tener un impacto en su autoestima, nuestra expresión verbal también los ayuda a forjar su personalidad, su memoria, su visión del mundo y el lugar que ocupan en su entorno.

Hay un aspecto del lenguaje que muchas mamás y papás utilizan sin ser conscientes de los efectos negativos que pueden ocasionar en los niños. Seguro que alguna vez has escuchado como una mamá le decía a su hijo expresiones como “no seas pesado” “eres un llorón” “tienes mamitis” “eres un chillón”, entre otras.

Las etiquetas son formas de llamar a nuestros hijos utilizando términos con una connotación negativa cuando estos adoptan una conducta determinada que consideramos inadecuada, repetitiva o molesta.

Este tipo de referencias no sólo no lograrán que el niño cambie de actitud, sino que, además, los hará sentirse menospreciados y debilitará su autoestima. De ahí la importancia de no etiquetarlos, ya que, sin darnos cuenta, con ello podríamos encasillarlos, limitarlos e, incluso, estigmatizarlos.

Leer más

¿Cómo evitar problemas de sueño en la cuarentena?

Para garantizar la salud integral de nuestros hijos y su bienestar físico, hay cuatro hábitos básicos que deben prevalecer en su cotidianeidad durante toda su vida. Nos referimos a la alimentación, la actividad física, la higiene y por supuesto, el sueño.

Los hábitos son comportamientos que repito regularmente y que, en un inicio, cuando se están estableciendo, se tienen que reforzar y reiterar continuamente la secuencia de los hechos que tengo que establecer. Si se hace de manera correcta, llega un momento en que ya no se tiene que pensar o hacer el esfuerzo porque nuestro cuerpo se acostumbra y lo hacemos automáticamente. Ese es el momento en el que hemos adoptado hábitos saludables que nos aportan bienestar.

Leer más