¿Mi hijo tiene problemas de lenguaje?

¿Hasta qué edad debo preocuparme si mi hijo todavía no habla? ¿Cómo puedo detectar un posible problema de lenguaje? Estas son preguntas que nos podemos llegar a hacer las mamás si vemos que el tiempo pasa y nuestro hijo parece no tener avances en su lenguaje.

Mi primera recomendación sería que no compares el desarrollo de tu hijo con el de algún otro niño de su edad, ya que no todos son capaces de hablar a la misma edad, además que ni sus balbuceos ni sus primeras palabras serán iguales entre un niño y otro.

A continuación, te comparto cuatro puntos que te servirán para guiarte en este tema:

  1. Es cierto que existen intervalos de tiempo similares que auxilian a los papás y especialistas para observar los avances positivos en el desarrollo de su lenguaje, lo que al mismo tiempo sirve para descartar algún retraso leve o incluso grave.
  2. Un punto importante a tomar en cuenta para desechar la idea de un retraso en un niño, es descartar si existe algún familiar cercano con algún problema de habla o incluso de sordera.
  3. Antes de empezar a hablar, los niños dan muestras con su conducta de escuchar y entender lo que se les dice. Lo que primero identifica y entiende es el lenguaje de la madre. Esto sucede desde los primeros meses de vida.
  4. Se considera que, en un proceso normal, las primeras palabras del pequeño empiezan entre los 10 y los 13 meses y están relacionadas con personas cercanas, mascotas, objetos de uso común o actividades de su rutina diaria.
  5. “Una señal de alerta es si pasados los 18 meses el bebé no es capaz de decir papá, mamá o si no trata de pronunciar otros nombres de familiares cercanos u objetos comunes, es decir, si no pronuncia una sola palabra, o si con más de dos años cumplidos no es capaz de pronunciar más de 20 palabras distintas. De igual forma debemos observar que, a los tres años, los niños ya se expresen en frases entendibles, de tres o cinco palabras”.

Si sospechas de algún problema en el desarrollo del lenguaje, lo recomendable es que consultes en primer lugar con tu pediatra; si tu hijo ya va a la escuela, con su maestra o inclusive con un especialista. Recuerda que mientras más oportuna sea la detección y la intervención, mejores serán los resultados.

El Modelo Educativo Integral SEDI está diseñado para estimular a los niños en todas las áreas que contempla el Desarrollo Infantil, en un ambiente de valores, seguridad, respeto y amor. www.sedi.edu.mx

 

 

Patricia De la Fuente (paty)

Directora General y fundadora de SEDI. Paty es especialista en educación y desarrollo infantil con más de 40 años de experiencia. Pionera en la implementación de centros de desarrollo infantil en el país, convencida de brindar una educación oportuna e integral a los niños en la primera infancia.

Ver todos los posts de: Patricia De la Fuente