Prepárate para abordar temas de sexualidad con tus hijos

No toda la información a la que están expuestos los niños y niñas contribuye a una sana educación sexual; el consumo de contenido poco fundamentado y mal enfocado puede generarles desinformación y confusión.

La orientación que brindan los padres es esencial en la educación sexual de sus hijos, pero el exceso de información que ofrece el internet puede ser una barrera para decidir qué enfoque dar a la hora de responder las inquietudes de los niños en sus primeros años de vida.

Si el hablar con tus hijos es una situación que pueda llegar a ser agobiante, es conveniente analizar tu propia experiencia con estos temas para encontrar la mejor forma de resolver todas sus dudas. Toma en cuenta estas recomendaciones cuando sea necesario que hables de sexualidad con tus hijos pequeños:

Cuestionar nuestra propia experiencia: antes de elegir el enfoque que daremos a nuestros hijos, es conveniente preguntarnos cómo influyó en nosotros la información que recibimos cuando éramos niños. ¿Fue adecuada, nula, deficiente, sesgada? Sólo así definiremos el mejor enfoque.

Atender sus dudas con claridad: responder sus inquietudes con naturalidad, con información fundamentada y sin prejuicios es una forma saludable de tratar temas que pudieran resultar complicados.

Déjate guiar por expertos: no es necesario agobiarnos por no tener todas las respuestas ni saber cómo decirles las cosas. En tal caso, es recomendable pedir la ayuda de algún experto en psicología y sexualidad con el que coincidamos en creencias y costumbres, para que nos oriente antes de abordar los temas que se nos dificultan.

Hablar las cosas por su nombre: cuando los niños y niñas comienzan a aprender de su cuerpo, es importante llamar a sus partes sexuales por su nombre, así evitamos caer en la desinformación e incluso ayudarlos a manifestar si están sufriendo algún tipo de abuso sexual.

Siempre actuar con coherencia: es indispensable seguir una misma línea entre lo que les informamos y nuestra forma de actuar. Hay que fomentar el respeto hacia las personas con orientaciones sexuales distintas a las nuestras, evitar juicios de valor y transmitirles mensajes constructivos y siempre adecuados a su edad.

Una pregunta tras otra pregunta: para contar con una guía acerca de cuándo y cuánto informarles de sexualidad, puedes comenzar cuestionando a tus niños por qué están teniendo esas dudas. ¿Por qué quieres saber eso?, ¿en dónde lo escuchaste?, ¿en dónde lo viste?, ¿qué sientes al respecto?, ¿tú cuál crees que sea la respuesta?, toda esta información te será de utilidad para encontrar la forma más asertiva de informarlos.

Patricia De la Fuente (paty)

Directora General y fundadora de SEDI. Paty es especialista en educación y desarrollo infantil con más de 40 años de experiencia. Pionera en la implementación de centros de desarrollo infantil en el país, convencida de brindar una educación oportuna e integral a los niños en la primera infancia.

Ver todos los posts de: Patricia De la Fuente